Propuestas turísticas


14 Apr 10

Ujué le invita a descubrir su recién rehabilitado santuario

La localidad navarra de Ujué recuperará a partir del próximo 24 de abril su monumento artístico más preciado: el santuario-fortaleza de Santa María. Después de varios años de rehabilitación, el templo reabrirá sus puertas y lo hará con el regreso a su cabecera de la talla de la Virgen de Ujué, una bella imagen románica forrada de plata. La visita al santuario le permitirá además contemplar unas espectaculares vistas e iniciar un delicioso recorrido por las estrechas y empinadas calles de este pueblo medieval, famoso por sus migas de pastor.



Los visitantes que se acerquen a Ujué a partir del 24 de abril van a poder disfrutar de este bello pueblo medieval en todo su esplendor. Si hasta ahora sólo podían recorrer el exterior del santuario-fortaleza de Santa María, su joya arquitectónica más valiosa, esta primavera van a tener la oportunidad de acceder a su interior. Tras varios años de restauración, la iglesia vuelve a abrir sus puertas al público y lo hace con una cabecera románica y una nave gótica totalmente renovadas. Los trabajos también han permitido restaurar pinturas murales del siglo XIV que se ocultaban detrás del órgano, así como mejorar el pavimento, la iluminación y el mobiliario litúrgico del templo.

Uno de los principales atractivos del santuario será contemplar de nuevo la talla de la Virgen de Ujué, del año 1190, en su cabecera. Forrada de plata dorada con escudos esmaltados y medallones en bajorrelieve, se trata de una de las imágenes más bellas y antiguas de las escultura románica navarra. No olvide contemplar la vitrina situada junto a la Virgen. En ella descansa el corazón del rey que fortificó el santuario en el siglo XIV, Carlos II "El Malo", apodado así por sus enemigos franceses y del que se cuenta que intentó matar a los reyes de Castilla y a los de Francia. Fue precisamente el monarca quien mandó cubrir de plata la talla como muestra de su especial predilección tanto por la villa como por la Virgen de Ujué. En su testamento dejó escrito el deseo de que su corazón reposara junto a la imagen.

Si el interior del templo resulta sorprendente, otro tanto ocurre con el exterior. El santuario sufrió varias remodelaciones a lo largo de los siglos. Primero, se edificó una iglesia románica (XI-XIII) sobre un templo prerrománico y en el siglo XIV se levantó la nave gótica actual y se rodeó la iglesia de pasos de ronda y de torres almenadas, desde los que se obtienen vistas impresionantes. El templo posee una magnífica portada gótica decorada con abundantes relieves entre los que se vislumbran escenas de la vendimia, de la vida de Jesús o una curiosa Última Cena con un gallo presidida por los tres magos sonrientes y un cuarto personaje vestido de clérigo que es el rey Carlos II.


Entramado de calles empinadas

La mejor forma de descubrir los encantos de Ujué es perderse por sus estrechas y empinadas cuestas. Mientras pasea tranquilamente por las calles de la villa, fíjese en las casas más antiguas. Muchas de ellas cuentan con amplios portalones y grandes escudos que revelan que en su día fueron frecuentadas por reyes y nobles.

Los orígenes de Ujué son confusos. Aunque los primeros testimonios de población datan de la época romana, la villa surgió a finales del siglo VIII o comienzos del IX, cuando el primer rey de Pamplona, Iñigo Arista, construyó una fortaleza para frenar el avance del Islam. Sin embargo, la leyenda local atribuye el nacimiento de este pueblo al milagro vivido por un pastor que se hallaba cuidando su rebaño y que fue atraído por el vuelo de una paloma que repetidamente entraba y salía de un agujero. El pastor trepó hasta el lugar y descubrió allí una imagen de Santa María. Fascinados por el hallazgo, los lugareños decidieron establecer allí su morada para cuidar y honrar a la Virgen y fundaron Ujué.

Puede completar su visita probando las típicas migas de pastor elaboradas con pan cabezón, agua, sal y sebo de oveja o adquiriendo una bolsa de sus famosas almendras garrapiñadas. Otra opción es participar en la tradicional romería a Ujué que tendrá lugar el 2 de mayo y contemplar cómo los penitentes, ataviados con túnicas y portando cruces y cadenas, marchan desde la Cruz del Saludo hasta el santuario.

Para ampliar cualquier información sobre turismo en Navarra acceda a su web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420.