Organisieren Sie Ihre Reise

Sendero Vía verde del ferrocarril Vasco-Navarro

Wandern

Multimedia

Meteorologie


La Vía Verde del Ferrocarril Vasco-Navarro es un tramo recuperado de la antigua vía del tren que enlazaba Estella-Lizarra con Vitoria-Gasteiz, que dejó de funcionar en 1967.

El trazado parte de Estella-Lizarra y va hasta Vitoria-Gasteiz (Álava) (76,1 km. aprox.),aunque también hay la opción de llegar hasta Bergara (Guipúzcoa) (123,5 km) o su variante hasta Oñati (Guipúzcoa) (122,7 km). El trazado de esta vía es prácticamente llano, perfecto para ciclistas, y apto también para niños. El firme es de tierra combinado con asfalto en algún tramo. Según las zonas, hay tramos exclusivamente reservados a peatones-ciclistas, y otros mixtos, es decir, compartidos con el tráfico rodado, aunque no hay una circulación excesiva. Algún coche que va a las granjas de la zona, o agricultores que van a sus fincas.

Hay paneles informativos a lo largo del recorrido. Saliendo desde Estella-Lizarra, partiremos por una zona de huertas conocida como Valdelobos, y en 3 km estaremos recorriendo el nuevo trazado inaugurado en junio de 2018, que nos conducirá hasta la localidad de Murieta, donde tenemos una larga recta que, dejando Mendilibarri a la izquierda, llega hasta Ancín.

Una vez en Ancín, la torre del agua rinde culto al pasado esplendor que ostentó esta vía vasco-navarra. Sus 12 metros de altura y su fisonomía de planta cuadrada y sillar, recuerdan que esta construcción sirvió para contener más de 2.000 litros de agua que servían para refrigerar los reactivadores eléctricos de la estación. Cruzamos el pueblo y dejamos a la izquierda la antigua estación del ferrocarril, hoy restaurada y sede del ayuntamiento de la localidad. A lo largo de todo el camino iremos viendo las antiguas estaciones y edificios relacionados con el ferrocarril, unos restaurados, y otros en ruinas.
 

Entre Ancín y Acedo (5km), vamos por largas rectas, con abundante vegetación a ambos lados del camino, cruzando el río Ega, un pequeño túnel.

Más adelante, nos encontramos con uno de los lugares más característicos de la vía. El túnel de Arquijas, de algo más de 1400 m de longitud. No hacen falta linternas, ya que tiene un sistema de iluminación con placas solares y detectores de movimiento. Según vas avanzando, se van encendiendo las luces.

Antes de adentrarnos a Álava, dejaremos atrás el último pueblo de Navarra, Zúñiga, y seguiremos por el camino hasta el túnel de Laminoria, el cual está cerrado y es instransitable, por lo que nos obliga a seguir camino cruzando el puerto de Guereñu, con fuertes pendientes y un descenso que debe hacerse con precaución.

La Vía Verde del Ferrocarril Vasco-Navarro es un tramo recuperado de la antigua vía del tren que enlazaba Estella-Lizarra con Vitoria-Gasteiz, que dejó de funcionar en 1967.

El trazado parte de Estella-Lizarra y va hasta Vitoria-Gasteiz (Álava) (76,1 km. aprox.),aunque también hay la opción de llegar hasta Bergara (Guipúzcoa) (123,5 km) o su variante hasta Oñati (Guipúzcoa) (122,7 km). El trazado de esta vía es prácticamente llano, perfecto para ciclistas, y apto también para niños. El firme es de tierra combinado con asfalto en algún tramo. Según las zonas, hay tramos exclusivamente reservados a peatones-ciclistas, y otros mixtos, es decir, compartidos con el tráfico rodado, aunque no hay una circulación excesiva. Algún coche que va a las granjas de la zona, o agricultores que van a sus fincas.

Hay paneles informativos a lo largo del recorrido. Saliendo desde Estella-Lizarra, partiremos por una zona de huertas conocida como Valdelobos, y en 3 km estaremos recorriendo el nuevo trazado inaugurado en junio de 2018, que nos conducirá hasta la localidad de Murieta, donde tenemos una larga recta que, dejando Mendilibarri a la izquierda, llega hasta Ancín.

Una vez en Ancín, la torre del agua rinde culto al pasado esplendor que ostentó esta vía vasco-navarra. Sus 12 metros de altura y su fisonomía de planta cuadrada y sillar, recuerdan que esta construcción sirvió para contener más de 2.000 litros de agua que servían para refrigerar los reactivadores eléctricos de la estación. Cruzamos el pueblo y dejamos a la izquierda la antigua estación del ferrocarril, hoy restaurada y sede del ayuntamiento de la localidad. A lo largo de todo el camino iremos viendo las antiguas estaciones y edificios relacionados con el ferrocarril, unos restaurados, y otros en ruinas.
 

Entre Ancín y Acedo (5km), vamos por largas rectas, con abundante vegetación a ambos lados del camino, cruzando el río Ega, un pequeño túnel.

Más adelante, nos encontramos con uno de los lugares más característicos de la vía. El túnel de Arquijas, de algo más de 1400 m de longitud. No hacen falta linternas, ya que tiene un sistema de iluminación con placas solares y detectores de movimiento. Según vas avanzando, se van encendiendo las luces.

Antes de adentrarnos a Álava, dejaremos atrás el último pueblo de Navarra, Zúñiga, y seguiremos por el camino hasta el túnel de Laminoria, el cual está cerrado y es instransitable, por lo que nos obliga a seguir camino cruzando el puerto de Guereñu, con fuertes pendientes y un descenso que debe hacerse con precaución.

Wussten Sie schon...?

La Vía Verde forma parte del "Programa de Caminos Naturales" del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Katalogisierung Pfad: Sonstige

Art der Streckenführung: Erde, Splitt, Straße

Form: Linear

Die Uhrzeiten, Daten und Preise dienen nur zur Orientierung und sollten besser mit dem Betreiber geklärt werden.

Praktische informationen